Alcalde Reyes y Seremi de Bienes Nacionales verificaron la ilegalidad de tomas de terreno en Callejón Lo Aranda

Tras la notificación y reunión con el edil, el Secretario Regional Ministerial, Rodrigo Vergara, llegó hasta esa zona de Quebrada de Herrera para comprobar la situación. Las autoridades rechazan tajantemente las grandes ocupaciones ilícitas que han hecho privados en lugares que, además, se encuentran en zona de riesgo.

Cierres perimetrales por más de cinco mil metros cuadrados, grandes construcciones y emplazamientos de maquinarias en terrenos fiscales sin ningún tipo de permiso previo, fue lo corroborado en terreno por el alcalde Guillermo Reyes y el Seremi de Bienes Nacionales, Rodrigo Vergara en el sector del Callejón Lo Aranda en Quebrada de Herrera.

La semana pasada, el edil putaendino conoció la repudiable situación de personas que llegaban de otras comunas a adueñarse ilegalmente de grandes extensiones de terreno pertenecientes al Fisco. En la oportunidad, la autoridad llamó a estos privados a paralizar sus obras. Ellos hicieron caso omiso y este miércoles, el alcalde Reyes visitó la zona con el Seremi para verificar la ilegalidad de las ocupaciones.

“Vamos a tomar acciones más concretas respecto a los intentos masivos de ciudadanos, generalmente de otras ciudades como San Felipe que, con una frescura que uno repudia, están tratando de usurpar bienes fiscales por más de cinco mil o seis mil metros cuadrados. No es cuando uno habla de una persona pobre a quien hay que darle una mano con un lugar, porque es pobre. Acá hay gente sinvergüenza que viene con máquinas a preparar los terrenos para tomárselos, vivir ahí o tener una casa de veraneo como nos dijeron”, emplazó el alcalde Guillermo Reyes.

Por su parte, el Seremi Rodrigo Vergara conversó con las personas que estaban efectuando las labores de construcción y les ordenó la paralización inmediata de las obras. La autoridad regional se opone a este tipo de ocupaciones, no solo debido al lugar estaría destinado a ser parte de una nueva carretera, sino porque están en borde río y pueden ocurrir catástrofes.

“Pero más que las tomas, aquí lo importante es determinar que el lugar donde se están tomando, donde se están produciendo estas ocupaciones ilegales, son zonas que pueden ser consideradas como peligro. Por lo tanto, el ministerio lo que tiene que ver es tratar de conjugar dos elementos: Mejorar las condiciones de vida de quienes están ocupando, pero por sobre todo que este mejoramiento no signifique un riesgo para los propios ocupantes”.

MESA DE TRABAJO

Por otro lado, las autoridades decidieron hacer una Mesa de Trabajo para ayudar a las familias que históricamente han vivido en ese sector. El municipio velará para que esos hogares puedan obtener beneficios a través de Bienes Nacionales.

“Nosotros tomamos una decisión con los vecinos del lugar, los cuales llevan más de 19 años viviendo ahí. El compromiso histórico que ha tenido el municipio lo vamos a cumplir: que esas personas que, reitero, llevan 19 años ahí, en algún momento cercano, se puedan acoger a algunos programas de Bienes Nacionales. Eso será para los putaendinos y no para los que vienen de otras ciudades, que con una frescura sin límites quieren poner una parcela de agrado en el borde río cuando ese lugar es del Estado de Chile”, sostuvo Reyes.

 

Agosto 10, 2017