Autoridades efectúan charla sobre Ley de Etiquetados de Alimentos a directores de Colegios

La Gobernación Provincial de Los Andes, la I. Municipalidad de Los Andes y la Seremi de Salud Aconcagua, efectuaron una charla a los directivos de los establecimientos educacionales de la comuna sobre la nueva Ley de Alimentos en las dependencias del Liceo Max Salas.

La ley de etiquetado de alimentos, que entró en vigencia el 27 de junio, constituye la preocupación del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet por proteger la salud de la población, especialmente de niños y niñas ante las alarmantes cifras de obesidad.

La gobernadora provincial de Los Andes señaló en su alocución que ésta es la política pública nutricional más exitosa y trascendente del Gobierno de la Presidenta Bachelet, ya que con esta Ley, Chile se instala como un país pionero a nivel mundial en la transformación de patrones de consumo de alimentos procesados.

En tanto, la profesional del área de Promoción para la Salud de la Seremi de Salud Aconcagua, Carolina Vilches, expuso que la creación de los sellos de advertencia implica una simplificación de la información nutricional y una guía para la decisión personal y colectiva en la compra de producto, apostando a generar una oferta alimenticia saludable en los lugares más próximos del niño (kiosco del colegio). Los kioskos saludables son un paso trascendente en la construcción de escuelas o colegios promotores de la salud.

Por su parte, la doctora Mariela Quiroz, directora del Cesfam Cordillera Andina, manifestó que esta ley no pretende eliminar los productos con exceso de estos nutrientes críticos, sino que está orientada a la promoción de decisiones de compra informadas y consientes de los riesgos a la salud que estos alimentos pueden provocar, principalmente en los niños, niñas y adolescentes de los establecimientos educacionales.

Finalmente, la directora del liceo Max Salas de Los Andes, Natalia Fuentealba, dijo que todos los ciudadanos, comunidad educativa y autoridades, podemos contribuir desde nuestro rol a garantizar el derecho de nuestros niños a acceder a una alimentación que  proteja su salud.