Campaña “Yo quiero San Felipe limpio” aumentó a 89 los puntos de reciclaje en la comuna


Además, se realizaron más de 50 talleres dirigidos a organizaciones sociales y establecimientos educacionales.

Con un reconocimiento a los colegios y organizaciones vecinales que participaron, se desarrolló la ceremonia de cierre de la campaña de sensibilización y fomento al reciclaje “Yo quiero San Felipe limpio”, que se desarrolló a través de la Dirección de Protección y Medioambiente (DIPMA).

Para esto el municipio postuló al primer fondo de reciclaje del Ministerio del Medioambiente, en el año 2018, adjudicándose un financiamiento por diez millones de pesos, destinado a implementar una campaña de sensibilización y educación en materia de reciclaje y para una correcta disposición de los residuos domiciliarios.

Esto permitió desarrollar 24 talleres en establecimientos educacionales municipalizados, subvencionados y particulares; y 25 talleres para 56 organizaciones sociales de la comuna.

El objetivo de las charlas era prevenir la generación de residuos y fomentar la separación en origen; además de promover la reutilización y el reciclaje de productos prioritarios.

También se realizaron dos obras de teatro para la educación parvularia, lo que permitió -a través de una forma didáctica- enseñarles lo importante que es el cuidado del medioambiente.

Uno de los aspectos que se destacaron -durante la ceremonia- fue que antes del proyecto existían 67 puntos de reciclaje instalados en diferentes sectores de la comuna; hoy son 89 puntos, principalmente, destinados a la disposición de plásticos, latas, cartón, papel, revistas, vidrio y aceite vegetal usado.

De hecho, desde el municipio, se trabaja en la implementación de contenedores que permitirán la disposición de pilas, chatarra y cachureos.

Junto con esto, el Concejo Municipal aprobó y autorizó 15 puntos para la instalación de colilleros para la campaña comunal #SanFelipeChaoColillas.

La directora de Protección y Medioambiente, Jacqueline Aguilar, indicó que con estos recursos se logró difundir el mensaje entre los niños y niñas de la comuna, de tal manera que comprendan la importancia del reciclaje.

Angélica Navarro, profesora del Liceo Corina Urbina, destacó esta instancia que se creo, “nos permitió fortalecer el trabajo con la primera infancia, sobre todo porque somos un colegio certificado ambientalmente, por ende, todo lo que se realice nos resulta útil”.

El concejal Mario Villanueva sostuvo que hoy, sin duda, se trabaja en la solución al problema, “la tarea es cuidar nuestro planeta a través del reciclaje y la reutilización de muchos productos”.