Casen 2013 refleja que 16 comunas de la Región bajaron su índices de pobreza por ingresos

Papudo es donde se evidencia una mayor variación porcentual, mientras que Quilpué destaca por el gran número de personas que dejaron su situación de pobreza por ingresos.

Valparaíso, 13 de noviembre.- A propósito de la encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) 2015 que se está aplicando en el país y la Región, en un proceso de levantamiento de información que se extenderá hasta el 31 de enero del próximo año, el pasado 14 de septiembre en la web del Ministerio de Desarrollo social se publicaron los resultados de las estimaciones del porcentaje de población en situación de pobreza por ingresos a nivel comunal, correspondientes a los años 2011 y 2013.

Usando una nueva metodología que se comenzó a aplicar en enero de 2015, este estudio se basó en los resultados de la Encuesta Casen 2013 con más que interesantes conclusiones. Y es que de las 324 comunas incorporadas en la muestra, 126 registran disminuciones estadísticamente significativas en la tasa de pobreza entre el 2011 y el 2013, mientras que en 195 comunas no se detectan variaciones importantes y sólo en tres se evidencia un aumento (Rengo, Alto Bío Bío y Providencia).

Este positivo análisis se replica en la Región de Valparaíso, porque excluyendo a Isla de Pascua y Juan Fernández (que no están incluidas en la Casen), en total son 16 las comunas en las que se advierte una disminución significativa de la pobreza entre el 2011 y el 2013, mientras que en el resto la variación no es relevante (se mantiene prácticamente igual). Y quien lidera esta variación es Papudo, con un índice del -20,2 por ciento, ya que de un 29,2 por ciento de personas en situación de pobreza por ingresos en el 2011 bajó a un 9 por ciento en el 2013.

Le siguen desde muy cerca Hijuelas, con una variación de -19,9 por ciento, producto de una baja de 39 por ciento a 19,1 por ciento, Limache con un -19,8 por ciento, debido a que bajó de un 45,2 por ciento a un 25,4 por ciento y Concón, con una variación de -18,6 por ciento a causa de una disminución de un 27,3 por ciento a un 8,7 por ciento. Sólo un poco más atrás se encuentran La Ligua, con un -18,1 por ciento debido a que de un 36,3 bajó al 18,2 por ciento y Algarrobo, que ostenta una variación de -17,2 ya que de un 26,9 por ciento disminuyó a un 9,7 por ciento.

“La Casen es seguramente el instrumento más representativo que tiene el Estado de Chile para analizar cada cierto tiempo la situación social y económica de nuestros habitantes, es por ello que resulta muy gratificante que esta encuesta demuestre y compruebe que la Región de Valparaíso, acorde a lo que pasa en el país, ha ido bajando sustantivamente los índices de pobreza. Desde hace varios años esta ha sido una conducta sistemática, aunque el rostro de la pobreza ha ido cambiando…a comienzos de los 90’s estaba asociada a la ausencia o carencia de bienes materiales esenciales para la actividad cotidiana, pero hoy está más asociada a la falta de oportunidades o a la dificultad para acceder a servicios básicos, como por ejemplo salud o educación”, analizó el seremi de Desarrollo Social, Abel Gallardo.

Los cambios en las otras 10 comunas que no pertenecen a esta suerte de “Top Six” siguen siendo igual de relevantes. El Tabo, por ejemplo, tiene el porcentaje más bajo de personas en situación de pobreza por ingresos en el 2013, con un 5,1 por ciento que contrasta con el 16,7 que evidenció en el 2011. Aquello genera una variación porcentual de -11,6 por ciento. En tanto, Viña del Mar bajó de un 20,2% a un  14,1%, arrojando un cambio de -6,1, mientras que Quillota lo hizo de un 23,4% a un 14,2%, arrojando un igual de positivo -9,2%.

Además, La Calera ostenta un índice de variación de -15,6%, ya que disminuyó de un 38,6% a un 23%. Caso parecido al de Nogales, que registra un -15,1 producto de un cambio de 31,8% del 2011 a un 16,7% en el 2013.

Quilpué es otra de las comunas que bajó sus índices de pobreza por ingresos, ya que de un 23% pasó a tener un 9,6%, quedando con una variación de -13,4. También le ocurrió a Villa Alemana, que registra un -8,5% producto de una baja de 21,2% a 12,7%.

Otras que están muy parejas entre sí son las comunas de San Felipe y Panquehue. Mientras la primera bajó de un 26,6% a un 12,6% que le arroja una variación de -14%, la segunda disminuyó de 28,4% a un 14,1%, promediando una cambio de -14,3%. Por último, San Antonio marca una igual de importante baja del -10,9 % en la variación, ya que en el 2011 registraba un 29,7 % de pobreza por ingresos, los resultados de la Casen dos años después reflejan una baja a un 18,8%.

“La Casen nos permite definir con mayor precisión los programas o instrumentos de intervención sociales para abordar el nuevo rostro de la pobreza al que me refería antes. Es importante destacar que esta disminución sustantiva de los índices de pobreza en la Región de Valparaíso corresponde a comunas tanto de la costa como de la zona interior, comunas medianas, grandes y pequeñas, lo que revela que este ha sido un proceso sistemático y que el conjunto de las políticas sociales y de intervención de los gobiernos han generado un impacto positivo en la Región de Valparaíso”, apuntó Gallardo.

Baja en número de personas

Este estudio además establece las 35 comunas que en todo el país registran una mayor disminución en el número de personas en situación de pobreza por ingresos. En este sentido, destaca en el noveno puesto Quilpué, con una variación absoluta de 20.532 personas, mientras que en el puesto décimo segundo está Viña del Mar, con 18.831 personas. San Antonio, en el puesto 33, también entra dentro de este grupo, con una variación de 10.213 personas.

Cabe recordar que los presentes resultados fueron generados a través de dos procedimientos diferentes a través de los cuales se busca resguardar la confiabilidad y calidad de los datos. El primero de ellos se basa en una aplicación de la metodología de estimación para áreas pequeñas (SAE, por su sigla en inglés), que combina la estimación directa obtenida de la Encuesta Casen con otra estimación procedente de registros administrativos y censales. Esta estimación se realiza para las 324 comunas que tienen presencia en la muestra de la Encuesta Casen 2013, en las cuales es posible estimar el porcentaje de población en situación de pobreza por ingresos, incluyendo el correspondiente intervalo de confianza que permite evaluar la significancia estadística del cambio en las estimaciones obtenidas para los años 2011 y 2013.

Por su parte, para las restantes comunas del país (21), se entrega una estimación basada en el procedimiento de Imputación de Medias por Conglomerados (IMC), que identifica grupos de comunas con similares características (conglomerados) según el Censo de Población 2002 y asigna a cada comuna el promedio de la tasa de pobreza del conglomerado de comunas al cual pertenece.