Concluye con éxito la  primera Escuela para  Cuidadoras/es en la Provincia de San Felipe

Durante tres meses el proyecto que impulsó y financió la Gobernación de San Felipe, permitió a 60 cuidadoras y cuidadores de familiares postrados o en situación de discapacidad, adquirir  aporte económico  y formativo  a través de la  Universidad de  Valparaíso.

Con éxito finalizó la primera experiencia denominada Escuela para  Cuidadoras y Cuidadores en la Provincia de San Felipe, que brindó apoyo académico, pisco-social y económico a 60 familiares de quienes tienen como principal labor en sus vidas estar a cargo del cuidado de un familiar en situación de discapacidad, postración o con trastorno de espectro autista (TEA).

Este proyecto estuvo a cargo de la gestión y el financiamiento de la Gobernación Provincial, al que se integró la Universidad de Valparaíso en su Sede San Felipe, casa de estudios que entregó las herramientas que las y los cuidadores obtuvieron en cuatro jornadas técnicas y de autocuidado.

“Fue una experiencia muy enriquecedora. Más que el aporte económico lo valioso aquí fue encontrar las redes de apoyo, el saber que mucha gente está pasando por lo mismo que uno. El poder aprender cosas básicas: primeros auxilios, por ejemplo. Yo tengo un bebé con TEA y eso me significó comenzar todo un proceso nuevo, no tenía muchos conocimientos de esta condición y ahora he aprendido mucho”, precisó Ana Ahumada, una de las beneficiarias de Llay Llay.

Y es que todas y todos quienes participaron en este proyecto valoraron principalmente el poder compartir sus propias experiencias con otros quienes se encuentran en su misma situación, algo que ciertamente representa un apoyo que antes no habían podido obtener al estar en todo momento en sus casas a cargo de quienes dependen de ellas y ellos para vivir.

“Aparte de las clases, tuvimos día de esparcimiento, de relajación, compartimos con el gobernador y otras autoridades en un almuerzo, creamos lazos con gente de toda la provincia, entonces ya el hecho de intercambiar teléfonos ya no nos sentimos tan solas”, concluyó Ana Ahumada.

La Escuela de Cuidadoras y Cuidadores, a través de dos fases durante los tres meses en la que se implementó, tuvo como principal objetivo generar un plan de acción psicosocial y personalizado con cada cuidador y su familia que incluía la variable económica, social y personal.

“La verdad es que estamos muy contentos. Hay que recordar que este proyecto está dentro del plan de modernización que impulsa el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, son políticas públicas que aún no están completamente saldadas. Nosotros como Gobernación en terreno detectamos que al lado de un adulto mayor postrado, al lado de una niña o niño en situación de discapacidad o con TEA había una persona invisible que era cuidadora o cuidador que no estaba siendo abordada por las políticas públicas”, señaló el Gobernador de San Felipe, Eduardo León.

La máxima autoridad provincial, además, aprovechó de agradecer la disposición de la Universidad de Valparaíso en su sede en San Felipe, cuyo equipo profesional puso a disposición de los 60 beneficiarios de la Escuela conocimientos técnicos de primeros auxilios, de autocuidado, psicología, entre otros.

“Planteamos este proyecto al Gobierno Interior como propuesta, conversamos con la Universidad de Valparaíso que se alió con nosotros y el resultado fue este. Hoy tenemos cuidadoras que tienen redes, que se conocen, que se han fortalecido sus capacidades. Cuando una cuidadora o cuidador se deprime para esa familia el mundo se viene abajo, pero cuando están fortalecidos es parte de la solución y el desarrollo, así que por eso estamos muy contentos por el resultado obtenido”, concluyó el Gobernador León.

Por su parte, María Angélica Colvin, directora de la casa de estudios, precisó que “este fue un proyecto muy especial, dado que una parte del proyecto lo hicimos nosotros, que fue enseñar a cuidar a personas, que como decíamos, aparecen un poco invisibilizadas en el cuidado porque son los mismos familiares a quienes cuidan. Me pareció un proyecto muy potente, y además que la Gobernación además de esto que hicimos están dando otros apoyaos a estas personas”.

El proyecto de mitigación Escuela de Cuidadoras y Cuidadores tuvo una inversión de 25 millones de pesos, y además consideró la entrega de una ayuda económica para apoyar a sus 60 beneficiarias y beneficiarios a iniciar o mantener un oficio o actividad que le permita generar ingresos más allá de la noble labor que realizan.

octubre 3, 2017