Dictamen de Contraloría desestima denuncias en contra  del Municipio de La Ligua y aclara situación sobre permisos de edificación en Los Molles 

Después de reiteradas acusaciones en contra de la Ilustre Municipalidad de La Ligua, de haber autorizado la construcción de edificios de 6 pisos de altura en la localidad de Los Molles, y de esta forma “contravenir” con el instrumento de planificación, al asegurarse que en dicho sector se encuentra un humedal y que no es apto para construir por problemas de inundación, dotación de agua potable y sistema de alcantarillado, la Contraloría Regional de la República, emitió un dictamen al respecto, señalando que aquellas denuncias carecen de todo fundamento.

El documento respalda todas las acciones realizadas por la Dirección de Obras Municipales, al conceder el permiso de edificación para el proyecto inmobiliario “Bordemar Los Molles”, indicando que, si bien conforme al Registro Nacional de Áreas Protegidas y Sitios Prioritarios del Ministerio del Medio Ambiente, el sector de Los Molles corresponde a un sitio prioritario de conservación, de acuerdo con la lámina de División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente, de marzo de 2015, el proyecto no se emplaza dentro de sus límites.

Asimismo, el dictamen agrega que el proyecto objeto del reclamo no interfiere con el área que ocupa el sitio prioritario de conservación del sector Los Molles, categorización que en todo caso no se encuentra entre aquellas que la legislación chilena ha definido como protegidas conforme a una declaración oficial, y tampoco a nivel internacional como sitio Ramsar.

En otro punto, señala que es menester anotar que, según el inciso primero del artículo 53 de la ordenanza del Plan Intercomunal de Valparaíso, las áreas de riesgo geofísico por inundación, se encuentran próxima a los bordes del litoral marítimo, quebradas y cauces naturales permanentes, esteros y/o canales, y embalses, con riesgo de erosión o socavamiento, producido por el escurrimiento de volumen y velocidad del caudal de agua. Asimismo, indica, que se consultará en esa categoría los terrenos afectados por afloramiento de aguas subterráneas o napas freáticas.

 Ante esto, agrega, los interesados deben presentar informes de riesgo al solicitar permiso cuando las construcciones que se emplacen adyacentes a ríos, esteros, embalses y/o borde del litoral, informe que deberá ser presentado en la Dirección de Obras Municipales al momento de solicitarse el respectivo permiso de edificación.

En ese sentido, a la solicitud de permiso, se adjuntó un informe de riesgo geofísico del lugar, el cual concluye, entre otras cosas, que la zona presenta un bajo potencial de riesgo hidrogeológico, descartando fenómenos de amplificación de la onda sísmica y recomienda elevar el nivel de piso terminado del edificio proyectado. También descarta fenómenos de erosión o socavamiento del suelo por la acción del oleaje permanente.

El dictamen, añade que, conforme a lo establecido en el artículo 5.1.6, numeral 6 del decreto Nº 47, de 1992, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que fija la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, se constató que el propietario presentó el certificado de factibilidad de dación de servicios sanitarios Nº 735, de 2015, emitido por la empresa de servicios sanitarios San Isidro S.A., para un total de 200 departamentos, sin que existan observaciones al respecto.

Por último, el dictamen de la Contraloría Regional de la República, revela explícitamente que: En mérito a lo anterior, procede desestimar el reclamo de la especie.