En San Felipe se realizará Conferencia sobre vida de Mons. Alvear

El Pbro. Ricardo Cortés P, Párroco de la Catedral, junto a la Comisión de Patrimonio y Cultura invita a toda la comunidad a participar en la charla “Cristo me ha enviado a evangelizar a los pobres”, donde se expondrá la vida de Monseñor Enrique Alvear Urrutia, ex Obispo de San Felipe. Dicha charla estará a cargo del Pbro. Fernando Tapia M., Postulador General de la causa de beatificación.

Monseñor Alvear fue Obispo de la Diócesis de San Felipe de Aconcagua entre los años 1963 y 1974 y la charla sobre su vida se realizará este Viernes 16 de Octubre, a las 19.30 Hrs. en el Salón de Honor de la Ilustre Municipalidad de San Felipe. La entrada es absolutamente gratuita para todas las personas que quieran participar.

Biografía

Monseñor Enrique Alvear Urrutia «El Obispo de los Pobres» (Cauquenes, 1916 — † Santiago de Chile, 29 de abril de 1982) fue un sacerdote y obispo católico chileno.

Hijo de Don Clorindo Alvear Zurita y Doña Teodorinda Urrutia Pérez. El octavo hijo de once hermanos. Creció en el seno de una familia culta y tradicional cristiana, por lo que su formación estuvo basada en el respeto y la reflexión. Estudio en el colegio Instituto de Humanidades Luis Campino, luego siguió la carrera de Derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile. En uno de los retiros espirituales de Monseñor Carlos Casanueva Opazo, Rector de la PUC, descubre su vocación sacerdotal. Así comienza su vocación y devoción por la religión, desarrollándose como sacerdote en la más profunda convicción de que debía ayudar a los más desvalidos y a los más necesitados. Con el tiempo ejercería funciones en Talca y en San Felipe. En 1941 fue ordenado sacerdote y se desempeñó en el Seminario Menor de Santiago.

Con su consagración de obispo en 1963, ejerciendo posteriormente en las sedes de San Felipe, como auxiliar de Santiago y en Talca, después de haber sido vicario general del Arzobispo de Santiago, siendo auxiliar del Cardenal Raúl Silva Henríquez en 1974, entre sus labores en la Iglesia, participó en el Concilio Vaticano II, en la Conferencia Episcopal y en CELAM, así como en organismos laicos de acción social.

Falleció en 1982. Sus restos estaban en el denominado Santuario de Lourdes de Quinta Normal, un lugar ubicado en la zona oeste de la Diócesis a la que se dedicó toda su vida, en ese lugar permanecieron hasta el domingo 13 de abril del 2008, día en que sus restos fueron trasladados hasta la Parroquia San Luis Beltrán, donde fue bendecida una Nueva Tumba, lugar donde desde esa fecha descansan sus restos mortales. La Ceremonia comenzó con un rezo de Vísperas, en la Basílica de Lourdes y continuó en la Ilustre Municipalidad de Pudahuel, donde su Alcalde, Johnny Carrasco le rindió un Homenaje. A continuación sus restos fueron llevados hasta la Parroquia San Luis Beltrán, donde sus restos fueron despedidos con una Solemne Misa presidida por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz y posteriormente fueron sepultados en su Tumba abierta a todo el público.

Con fecha 16 de diciembre de 2011 Monseñor Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago, aprueba el nombramiento de la Fundación Enrique Alvear Urrutia como Actor para la eventual causa de beatificación y canonización de Monseñor Enrique Alvear. Finalmente, el día 09 de marzo de 2012, en sesión solemne celebrada en el Palacio Arzobispal de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzati firma el acta de apertura del proceso de beatificación de Monseñor Alvear, y se constituyó la comisión que llevará a cabo el proceso, conformada por el R.P. Jaime Correa Castelblanco, S.I. como delegado episcopal; Pbro Fernando Tapia Morales, como postulador de la causa; Marcela Arriaza Morales, como notaria actuaria, y el abogado Jorge Ortíz Cantwell, como notario adjunto.

Mons. Enrique Alvear