Escuela José Manso de Velasco implementó novedosa instancia de aprendizaje vivencial para poner en práctica el trabajo

Los estudiantes participaron de esta entretenida instancia, en la que debieron recrear diversos roles relacionados con el comercio e instituciones públicas.

Muy entusiastas se mostraron los escolares de la Escuela José Manso de Velasco luego participar en una novedosa instancia de aprendizaje vivencial, iniciativa que  permitió que los estudiantes se desempeñaran en diversos roles de la vida cotidiana y pusieron en práctica lo aprendido durante este año lectivo.

En esta entretenida actividad los estudiantes pudieran administrar y trabajar en un restorán, o conocer detalles de la labor que se hace al interior de una radioemisora, mientras otros cursos se encargaban de implantar un supermercado, farmacias o un cuerpo de bomberos, entre otras actividades comerciales que fueron recreadas al interior del establecimiento.

Esta es la primera vez que se desarrolla esta iniciativa, por ello, la Directora de la escuela, Paola Rojas Fajardo, explicó que nació desde los mismos docentes y equipo directivo, quienes planificaron diversas estrategias educativas que permitieron a los estudiantes poner en práctica lo que ha sido enseñado durante el año.

“Como uno de los sellos nuestros es el sello vivencial, dentro de las jornadas de reflexión surge esta idea. Diseñar esta instancia de trabajo colaborativo entre los distintos niveles y el PIE, y recrear espacios de la comunidad para que los niños puedan aplicar ciertos niveles de conocimientos y habilidades adquiridos durante el año en contextos vivenciales, tales como un banco, restoranes, radios, farmacias, entre otros”, sostuvo.

Este interesante proyecto fue ampliamente valorado por los escolares, quienes pusieron a prueba sus conocimientos en matemáticas, por ejemplo, para sacar el costo de los productos, dar vuelto y analizar los costos, pero, sobre todo, sirvió para afianzar el conocimiento y potenciar, a través del juego, sus capacidades sociales.

“A simple vista se notó el entusiasmo de los niños, desde los que hicieron el papel de usuarios hasta los que cumplían roles empoderados en cada uno de los departamentos. A parte de recrear los distintos escenarios, la idea era que los escolares diseñaran tarjetas para hacer resolución de problemas vivenciales. Es decir, ellos entraban en un circuito donde tenían que sacar una tarjeta, la que describía una situación donde ellos debían ser parte de la resolución, aplicado en el contexto de un banco u otra instancia”, finalizó la directora.

diciembre 7, 2017