Esval invierte más de $4.300 millones en renovación y mantención de la red de alcantarillado

Esto considera un recambio de las redes de alcantarillado y la mantención preventiva de los ductos, con el fin de permitir un óptimo funcionamiento del sistema. A la fecha, se han intervenido más de 560 kilómetros de redes en toda la región.

Un importante plan de renovación y mantención de colectores de aguas servidas está desarrollando Esval a lo largo de toda la región, programa que para este año contempla una inversión que supera los $4.350 millones.

Esto considera un importante recambio de las redes de alcantarillado -con recursos que bordean los $3.800 millones-así como la mantención preventiva de los ductos -en la que se invierten más de $550 millones-, con el objetivo de permitir un óptimo funcionamiento del sistema y hacer frente a los períodos de alta demanda o de fuertes precipitaciones.

“Nuestro plan anual involucra renovar una parte importante de nuestra red, además de efectuar la mantención de los colectores principales, cámaras de rejas y pozos desarenadores. Para este año, tenemos proyectado la mantención de un total de 829 kilómetros de redes de aguas servidas, y a la fecha ya se han intervenido más de 560 kilómetros, es decir tenemos un avance cercano al 70%. Además, con las renovaciones proyectadas para este 2015, se logrará modernizar las redes y dar un mejor servicio a nuestros usuarios”, explicó el gerente de Clientes de Esval, Cristian Vergara.

El ejecutivo agregó que este programa ha sido reforzado con la adquisición de una nueva maquinaria y moderna tecnología que permite operar en lugares de difícil acceso, como quebradas profundas, zonas de amplia vegetación o con terrenos irregulares, lo que disminuye los tiempos de mantención y hace más eficiente el proceso.

Asimismo, Vergara recordó la necesidad de dar un uso adecuado a las redes de alcantarillado. “Tan importante como este plan en el que invertimos una gran cantidad de recursos, es la colaboración de la comunidad en la correcta utilización del sistema, que está diseñado para conducir solamente las aguas servidas domiciliarias. Por ello, hacemos un llamado a no manipular las tapas de alcantarillado, evitar arrojar desperdicios y agrupar la basura en bolsas, depositándola en los lugares indicados, todo lo cual contribuye a evitar colapsos y mantener despejadas estas vías de escurrimiento, en especial durante períodos de lluvias intensas”, finalizó.