Finalizó investigación en contra del Padre Mauricio Cruz Lolas


Mediante un comunicado el Obispado de San Felipe informó a la comunidad el término del proceso de investigación donde el presbítero resultó exculpado. 

La mañana del miércoles 9 de octubre, el Obispado de San Felipe emitió un comunicado público donde informaba la finalización del Proceso Administrativo Penal que fuera instruido por el Administrador Apostólico de San Felipe, Jaime Ortiz de Lazcano, en el mes de abril de 2019.

El texto expresa que tras “un acucioso trabajo investigativo, y de manera unánime, se ha comprobado la falta de fundamento en las circunstancias que fueron presentadas en su contra”.Luego de no descubrir antecedentes que inculparan al presbítero Cruz Lolas, este último “se integrará nuevamente en su cargo de párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima en la ciudad de Los Andes”.

El comunicado también dice que el “El Administrador Apostólico lamenta profundamente el daño que estas acusaciones han provocado en la honra y buena fama del Padre Mauricio”, pero ante esa presentación, el obispado de San Felipe “procedido en todo momento a norma de derecho”.

A continuación el texto integro del comunicado del Obispado de San Felipe de Aconcagua.

El Obispado de San Felipe informa a la comunidad:

1. Ha concluido el proceso administrativo penal instruido por el Administrador Apostólico, Jaime Ortiz de Lazcano, por una denuncia por mala administración y gestión de los recursos, ordenado en el mes de abril pasado en contra del Pbro. Mauricio Enrique Cruz Lolas.

2. Luego de un acucioso trabajo investigativo, y de manera unánime, se ha comprobado la falta de fundamento en las circunstancias que fueron presentadas en su contra. Es por esto que el Padre Mauricio Enrique Cruz Lolas se integrará nuevamente en su cargo de párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima en la ciudad de Los Andes.

3. El Administrador Apostólico lamenta profundamente el daño que estas acusaciones han provocado en la honra y buena fama del Padre Mauricio. No obstante, desde el Obispado de San Felipe se ha procedido en todo momento a norma de derecho. 

4. Se agradece enormemente al Padre Omar Orellana Manríquez por el servicio realizado durante los meses que duró que el proceso en la Parroquia de San Rosa, como administrador parroquial. 

El Obispado de San Felipe manifiesta su firme compromiso con la transparencia y la justicia.