Jóvenes de Las 4 Villas acceden a gratuidad para continuar estudios superiores

Estudiantes coinciden en señalar que sin este beneficio les habría sido difícil o casi imposible ingresar a universidades o centros de formación técnica.

Felices se encuentran los estudiantes del barrio Las 4 Villas de la comuna de San Felipe que han accedido al beneficio de gratuidad en la educación superior, política pública impulsada por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Este es el caso de Felipe Machuca Aguilera, quien vive junto a su familia en la villa 250 Años y gracias a la gratuidad en la educación superior actualmente cursar la carrera de Derecho en la universidad Finis Terrae.

“La gratuidad ha sido muy positiva para el bolsillo de mi familia, porque si no la hubiésemos logrado, se habría puesto en duda la posibilidad de continuar en la educación universitaria, porque el monto anual a pagar es elevado. Mi familia está contenta, porque la carga de la universidad se ha hecho más liviana y hoy no se encuentran endeudados y no tienen que sufrir por pagar”, reconoció el joven, quien de no tener la gratuidad tendría que estar pagando un arancel anual que casi alcanza los 5 millones de pesos.

De igual manera, Marxi Warz Varas, desde el año pasado pudo acceder a la gratuidad en sus estudios y actualmente cursa quinto año de la carrera Contador Público Auditor en la universidad Cardenal Silva Henríquez y vive junto a su familia en la villa Industrial.

“Este beneficio me ha servido para rebajar la carga financiera que voy a tener que pagar cuando termine mi carrera, porque los tres años anteriores a la gratuidad estudié con beca y crédito con aval del Estado, por eso haber accedido a la gratuidad me ha servido mucho, para no quedar extremadamente endeudada a futuro”, destacó la joven, quien ya se prepara a culminar sus estudios.

Por su parte, Deivis Collao Padilla, estudiante de la villa Renacer y que  cursa segundo año de la carrera Gastronomía Internacional en DUOC UC de Valparaíso, se refirió a la importancia que tiene este beneficio, en especial para familias que por primera vez pueden acceder a una formación profesional.

“Mi carrera tiene un arancel anual de 2 millones 400 mil pesos, por eso estoy contento por el beneficio, por poder estar estudiando, de lo contrario no podría haber seguido o habría tenido que pedir mucha ayuda. Era un gran peso, además por ser el primero en la familia en estudiar y ser profesional, mi familia me iba a ayudar, pero habría sido muy difícil”, precisó el joven.

De esta manera; jóvenes como Marxi, Felipe y Deivis se suman a los más de 94 mil estudiantes que a nivel nacional han recibido durante el presente año el beneficio de gratuidad en la educación superior, el que cubre la totalidad de los aranceles anuales de las carreras, como así también los costos de matrícula.

Se trata de jóvenes cuyas familias pertenecen al 50% con menores ingresos de la población, que lograron acreditar esta condición a través del Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS) y se encuentran ya matriculados en una de las 44 instituciones adscritas al sistema, que este año incorpora también a institutos profesionales y centros de formación técnica.