Municipio instala “lomos de toro” en Michimalongo y Traslaviña

La iniciativa se enmarca en la política de seguridad vial impulsada por el Alcalde Freire, enfatizando en aquellas arterias donde se registran más accidentes de tránsito.

Tras cumplir los trámites administrativos que permitieron la autorización para incorporar medidas de seguridad vial en la calle Michimalongo, la Municipalidad de San Felipe en la jornada del viernes dio cumplimiento al compromiso suscrito con vecinos de la Villa El Carmen, en cuanto a instalar cuatro resaltos reductores de velocidad en esta transitada arteria de la comuna.

Se trata de una inversión de 4,5 millones de pesos, recursos municipales que permitieron ejecutar estas medidas de seguridad vial, tanto en Michimalongo a la altura de la Villa El Carmen, como también en la calle Traslaviña, a la altura de Freire, donde se han producido situaciones bastante complejas desde el punto de vista del tránsito de vehículos.

El Secretario comunal de Planificación, Claudio Paredes, efectuó un recorrido por las obras, sumándose en calle Michimalongo el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Francisco Valenzuela y el tesorero de la Junta de Vecinos El Carmen, Germán Cataldo, a objeto de verificar su correcta ejecución, la que fue supervisada por el director de Tránsito Guillermo Orellana.

“El señor Alcalde Patricio Freire ha establecido un programa de ejecución de reductores de velocidad, particularmente en aquellas arterias de alto tráfico. Particularmente en Michimalongo, la municipalidad ya había instalado cuatro, hacia el oriente, y ahora con estos cuatro lomos de toro, como se les conoce popularmente, en esta misma calle pero a la altura de la Villa El Carmen, que es donde se han registrado algunos accidentes de tránsito”,  señaló Claudio Paredes.

El personero municipal manifestó en todo caso que este tipo de medidas de seguridad vial no garantizan que no se registren accidentes, pues la mayoría de estos se deben al descuido ya sea de peatones, ciclistas o automovilistas, por lo tanto formuló un llamado a ser respetuosos de la ley de tránsito.

Añadió que “en general esto forma parte de una política de mejoramiento y seguridad vial, en toda la comuna, donde se han instalado más de 25 lomos de toro, cada uno de los cuales debe ser autorizado por la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y por la Secretaría Técnica de Transporte, que son estamentos técnicos que demoran entre 3 a 4 meses en aprobar estas solicitudes que hacemos para mayor seguridad en las calles”.

El presidente de la Unco de Juntas de Vecinos, Francisco Valenzuela, valoró la iniciativa municipal que ha permitido desarrollar este tipo de acciones en la comuna, pero particularmente en este sector, donde se da respuesta a la demanda ciudadana que se vio acrecentada tras el accidente de un estudiante del sector.

El mismo planteamiento formuló Germán Cataldo, tesorero de la Junta de Vecinos de El Carmen, quien manifestó que “gracias a Dios se concretaron estos lomos de toro, que necesitábamos mucho en Michimalongo, por lo que agradecemos al alcalde que atendió nuestra solicitud”.

Es necesario recalcar que la calle Michimalongo está considerada dentro de un proyecto de gran envergadura, que implicará convertirla en avenida, ampliar la zona de circulación, disponer un bandejón central y desarrollar por tanto una  inversión enorme, de más de cuatro mil millones de pesos, que el Alcalde Patricio Freire espera que pueda concretarse en 2017.