Padre Gilbo: “estamos sumamente agradecidos a Ricardo por todos los servicios que ha prestado a esta iglesia particular”


Vicario General de San Felipe ha enviado una misiva a la Diócesis de agradeciendo los casi 29 años de vida sacerdotal del Padre Ricardo Cortés, quien ha dejado el ministerio sacerdotal.

En una Carta dirigida a las  Comunidades de Vida Religiosa y Laicales de la Iglesia de Aconcagua y Petorca; el Pbro. Roberto Gilbo Povish CSC, Vicario General, ha hecho de público conocimiento la decisión del Padre Ricardo Cortés Piffaut de abandonar el ministerio sacerdotal.

La decisión fue comunicada en la semana por el mismo Padre Ricardo a las comunidades de Espíritu Santo y Catedral, donde presidió en la fe sus últimos 7 años de ministerio. Luego el pasado domingo 26 de enero, Domingo de la Palabra de Dios, en las Eucaristías de ambas comunidades el sacerdote anunció públicamente que había decidido dejar el ministerio.

Ya de público conocimiento la opción del Padre Ricardo, el Vicario General ha expresado que “Después de un largo proceso de discernimiento – más de dos años – Ricardo Cortés Piffaut… ha decidido dejar el ministerio sacerdotal. Celebró su última misa en la Catedral el domingo recién pasado”.

El Padre Gilbo ha manifestado a nombre de la Iglesia aconcagüina el profundo sentimiento de agradecimiento “a Ricardo por todos los servicios que ha prestado a esta iglesia particular durante los casi 29 años que ejerció el ministerio entre nosotros”. El Vicario recordó los encargos pastorales que tuvo el Padre Cortés al desempeñarse como “vicario de la Catedral, párroco de San Esteban, rector del Seminario Mayor de la Santísima Trinidad, Vicario de Pastoral y párroco de la Catedral de San Felipe”.

En la carta el Vicario General expresa que como católicos “No nos queda sino desearle paz y tranquilidad en esta nueva etapa de su vida que emprende y asegurarle que nuestras oraciones le acompañarán” como un signo de fraternidad hacia un hermano en la fe.

Finalmente se lee la solicitud de encomendar “a Ricardo y a todos los miembros del clero de nuestra diócesis a sus oraciones”, quienes “durante la primera semana del mes de marzo” realizarán su retiro espiritual anual.

Fuente: Vicaria General