Subsecretarios firman convenio para desarrollar un Plan de Infraestructura Patrimonial


El acuerdo fue suscrito por autoridades de Cultura, Bienes Nacionales, Obras Públicas y la Subdere.


Poner en marcha una mesa de trabajo nacional, y otras regionales, que permitan planificar coordinadamente proyectos relacionados con infraestructura patrimonial y realizar gestiones para obtener financiamiento de ellos, son algunos de los objetivos del convenio que hoy firmaron en el Palacio de La Moneda los subsecretarios de Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda; de Desarrollo Regional y Administrativo, Juan Manuel Masferrer; de Bienes Nacionales, Álvaro Pillado y de Obras Públicas, Cristóbal Leturia.

La suscripción del acuerdo, que también contó con la participación del director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Carlos Maillet, se sustenta en el desafío y entendimiento común del rol del patrimonio en el desarrollo sustentable e integral de las sociedades y su aporte en la cohesión social, bienestar, urbanismo, creatividad y desarrollo económico.

Se espera que a través de un trabajo mancomunado, los proyectos patrimoniales puedan desarrollarse de forma más expedita.

“Los grandes proyectos siempre exceden a un Gobierno. Por lo tanto, uno tiene que tener una mirada más a largo plazo y eso es lo que busca precisamente este Plan Nacional de Infraestructura Patrimonial, que tiene como objetivo que en áreas de la cultura, con proyectos importantes, emblemáticos de las distintas regiones; tengan por fin una ejecución, tengan por fin un financiamiento, y para eso es tremendamente relevante que tengamos un Plan Nacional y que haya una coordinación entre los distintos estamentos”, explicó el subsecretario Masferrer.

El Plan contempla generar carteras plurianuales y priorizadas de proyectos de infraestructura patrimonial a lo largo del territorio, favoreciendo la continuidad de los proyectos. Asimismo, entre los objetivos específicos se encuentra el dar uso apropiado y poner en valor inmuebles fiscales que cuenten con protección oficial o sean de interés patrimonial, así como también terrenos fiscales aptos para recibir nueva infraestructura patrimonial.

Algunos de los proyectos que podrían entrar en estas carteras son la Biblioteca y Archivo Regional de Magallanes y la construcción del Archivo Regional de Tarapacá, así como también los proyectos de Lota, que incluyen la Hidroeléctrica Chivilingo, Casa Jacarandá y el Pique Carlos.

“Los espacios patrimoniales son parte de la identidad y memoria colectiva de las comunidades. Son espacios donde nos encontramos, donde generamos comunidad, donde se promueve el desarrollo creativo, se preserva y proyecta nuestra memoria. Ese es el espíritu que moviliza este convenio. Además, pone en el centro un trabajo que parte desde lo local, con mesas de trabajo regionales que pondrán el foco en necesidades y gestiones relevantes para cada territorio”, enfatizó el subsecretario del Patrimonio Cultural Emilio De la Cerda.


Las partes acuerdan trabajar coordinadamente en dos objetivos centrales:

1)      La materialización de proyectos de infraestructura patrimonial públicos, como museos, depósitos, bibliotecas y archivos, tanto para los casos en que se trate de obras nuevas, de restauración y/o de habilitación de edificaciones existentes, como también para aquellos que consideren la puesta en valor de edificaciones con algún tipo de protección patrimonial, o que formen parte de un Sitio de Patrimonio Mundial declarado por UNESCO o inscrito en Lista Tentativa de Bienes Culturales postulados en esta categoría.

2)      La materialización de otros proyectos de carácter patrimonial no administrados por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, que permitan la puesta en valor de inmuebles patrimoniales y/o entreguen condiciones adecuadas para el resguardo de bienes patrimoniales muebles protegidos por Ley o con gestiones en curso para su protección.